Una de las preocupaciones más comunes que las personas reportan es el problema con las pruebas musculares.  Es posible que domine sus habilidades para realizar pruebas musculares. Aquí hay 7 consejos para ayudar:

 

1. ¡Practica! Al utilizar las pruebas musculares con frecuencia a lo largo del día, usted está entrenando esencialmente a su cuerpo para que sea más sensible a las respuestas musculares. Así que con el tiempo, necesitarás usar cada vez menos presión, Y esto ayudará a que tu intuición se fortalezca. 


2. Fino, no forzado. Escucha a tu cuerpo. Use la menor cantidad de presión y resistencia posible. Esto le ayudará a evitar cansar sus músculos o lastimar sus articulaciones con el uso repetitivo. 


3. El dolor significa parar! No te hagas daño. Aprenda un método de respaldo en caso de que empiece a necesitarlo. 


4. Mantén tu mente despejada. Apague la música y la televisión y deje las distracciones en la otra habitación. No permita que nada influya en la claridad de sus preguntas o respuestas. 


5. Mantenga sus preguntas directas y directas. De esta manera, sus respuestas también pueden ser claras! Haga sus preguntas en voz alta si tiene problemas para mantenerse concentrado. 


6. ¡Respétalo! Las pruebas musculares no se deben utilizar para determinar el futuro o para leer la mente de una persona de manera invasiva. 


7. Sea paciente. No se estrese si no se le da bien de inmediato. Es como aprender a tocar el piano, se necesita tiempo y práctica para llegar a ser competente.

 

Si usted todavía tiene problemas después de haber usado las 7 puntas, por favor revise y asegúrese de que está hidratado, que tiene una buena alineación del cuello y que no tiene una emoción atrapada que lo bloquee de la prueba.  Usted puede hacer que alguien más le haga una prueba y ver si alguno de estos problemas puede ser parte de la razón por la cual usted está teniendo problemas con las pruebas musculares.