El Código Corporal y el Código de Emociones son todo intención. Cuando tienes una clara intención de hacer algo, puedes manipular fácilmente una energía que no pertenece al cuerpo. Esto va tanto para las emociones como para las energías negativas muy oscuras como las entidades y las maldiciones. Cuando liberas una entidad o entidades del cuerpo, puedes mantener la intención en tu mente o incluso ordenarle verbalmente que no regrese ni moleste a nadie más. También puede optar por enviarla a la luz o al sol, o intentar enviarla a una ubicación remota. Usa tu intuición aquí y haz lo que te parezca correcto. Y recuerda que eres increíblemente poderoso!