Lo más importante es identificar la genealogía de la emoción atrapada heredada, es decir, con quién se originó y con quién fluyó para llegar finalmente a la persona en la que se está trabajando. Típicamente, eso es todo lo que se necesita. Y en los casos en los que la emoción heredada se originó hace más de 20 o 30 generaciones, a menudo se puede simplemente preguntar cuántas generaciones y obtener un número preciso de generaciones, y eso normalmente será suficiente. Si eso todavía no es suficiente, y el cuerpo quiere más, puede significar que necesitas averiguar exactamente quién ha heredado esta emoción en la generación actual; la persona en la que estás trabajando, obviamente, pero ¿qué pasa con sus hermanos, hijos, etc.? Tal vez algunos de ellos han heredado la emoción, y es posible liberarla de todas las partes si su intención es